Camargo Corrêa participa de la 7ª edición del Dia do Bem-Fazer

Camargo Corrêa realizó, el día 23 de agosto, la 7ª edición del Día do Bem-Fazer. 13 proyectos de la constructora distribuidos por Brasil, Colombia, Venezuela y Perú participaron del evento. Fueron cerca de 1.500 voluntarios, realizando 18 acciones voluntarias y beneficiando a aproximadamente 15 mil personas.

Fueron hechos trabajos de mejoras en escuelas, de preservación ambiental y también reformas de espacios públicos. Las acciones estimulan el voluntariado en los profesionales de la empresa e intensifican el vínculo entre la compañía y las comunidades vecinas, estableciendo una relación de armonía que agrega valor a todos.

En Brasil, son diversos ejemplos. La obra de prolongación de la Av. João Paulo II, en Belém-PA, construyó un vivero agrícola completo en la Escuela Municipal Machado de Assis, que producirá alimentos libres de agrotóxicos para meriendas escolares. Ya la obra Vila do Mar, en Fortaleza-CE, eligió la Praça do Chafariz para la revitalización del área, que cuenta ahora con un nuevo paisajismo, áreas de gimnasia e incluyó también accesos para discapacitados.

El Consorcio Ponte de Laguna, en Laguna-SC, revitalizó la Casa de Reposo Santa Isabela. Ya la obra de Ponte Baixa, en São Paulo, por segundo año consecutivo promovió actividades de entretenimiento y servicios en la calle, con diversas acciones recreativas y también atención oftalmológica y dentario, además de la charla sobre economía de energía eléctrica.

Destaque para la acción de la oficina en São Paulo

La sede de la constructora realizó su acción en un espacio público de la ciudad, alineándose a los objetivos del Plan Director del municipio de São Paulo. El trabajo trató de la revitalización de una plaza pública en Vila Nova Jaguaré, zona oeste de São Paulo.

El local estaba siendo usado como estacionamiento, pero la población se organizaba hace algunos años para transformarlo en un ambiente de convivencia para los habitantes. “Allí había un Telecentro donde eran ofrecidos cursos de informática a la comunidad, pero el proyecto finalizó y el espacio quedó abandonado. Hacer parte del sueño de aquella comunidad en un movimiento de recualificación urbana que viene sucediendo en São Paulo fue nuestro gran estímulo”, afirma Priscila Leão, asistente administrativa de la Constructora y una de las organizadoras de la acción.

Entre los trabajos realizados estaba la pintura de una cancha en el lugar, la colocación de muebles dentro del espacio, la construcción de un parque con neumáticos y diversas actividades recreativas, como el taller de barriletes.


25/08/2015
Compartir
Galería